Archive for octubre, 2021

Investigación plantea que hasta 43,6% de la vegetación nativa local estaría bajo riesgo frente al cambio climático

La sobreexplotación de recursos naturales, los cambios de uso de suelos, la contaminación, la invasión de especies exóticas o los incendios son actualmente algunos de los principales estresores de los ecosistemas. A estos factores, se suma la creciente incidencia del aumento de las temperaturas y el déficit hídrico que afecta, con particular intensidad, a la zona centro y centro sur del país, variables directamente asociadas al calentamiento global. Este fue el foco de un estudio internacional encabezado por el académico de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la U. de Chile, Andrés Muñoz-Sáez, que elaboró un detallado mapa del riesgo climático para los 24 tipos de vegetación nativa existentes en el territorio nacional y 38 otras categorías de coberturas, entre ellas, paisajes productivos (agricultura, plantaciones forestales, entre otras).

La investigación utilizó un modelo climático como base -correspondiente a valores registrados entre 1960 y 1990- para proyectar el impacto sobre la vegetación de dos escenarios de incremento en las emisiones hacia el período 2061-2080. El escenario en el que continúan las tasas de emisiones de gases de efecto invernadero tal como se realiza actualmente (RCP8.5), mostró que un 43,6% de la vegetación nativa estaría expuesta a un alto riesgo climático. El trabajo, publicado en la revista Science of the Total Environment, contó además con la participación de investigadores de la Universidad Nacional de Seúl, de la Universidad de California Davis y de la Sociedad de Conservación de Vida Silvestre (WCS).

El análisis, además, entrega información detallada sobre los niveles de riesgo climático estimado a futuro para las distintas zonas de Chile y el impacto sobre 11 tipos de bosques, 5 tipos de matorrales y suculentas, 4 tipos de pastizales y 4 tipos de humedales. En esta línea, plantea la importancia de implementar medidas para contrarrestar el peligro que enfrenta Chile como uno de los 35 puntos críticos de biodiversidad (hotspots) en el mundo, con tres ecorregiones y seis biomas terrestres de máxima prioridad para la conservación, y donde casi el 50% de sus 4.985 especies vegetales son endémicas, es decir, no existen en otro lugar del planeta.

Las simulaciones realizadas indican que, hacia el período 2061-2080, los índices de mayor riesgo climático para la vegetación nativa local se registran en la cordillera de los Andes y sectores de la cordillera de la Costa, en la zona centro-sur del país. Entre los bosques afectados, figuran varios tipos de Nothofagus (robles, coihues, raulies, hualos, entre otros), especies que comprenden más del 50% de la superficie de bosques nativos de Chile, y presentan más de un 40% de riesgo climático a futuro. Otra zona que sufrirá los embates del calentamiento global es el altiplano del norte de Chile, donde las estimaciones plantean que el 80% de la vegetación de estepa altiplánica y más del 90% de los salares se encuentran en alto riesgo.

Andrés Muñoz-Sáez, quien además es investigador asociado del Center of Applied Ecology and Sustainability (CAPES), destaca -en particular- el peligro que enfrentan algunas especies icónicas de gran longevidad, tanto en áreas protegidas como no protegidas, “como son los bosques de pewenes (Araucaria araucana) y alerces (Fitzroya cupressoides), los cuales ya se encuentran amenazados de extinción. De acuerdo a nuestro estudio, ambas especies presentan un riesgo climático por sobre el 95% a futuro, que poseen distribuciones acotadas, que se restringen a la Araucanía, en el caso del pewen, y a la región de Los Lagos, en el caso del alerce, por lo que realizar una planificación in situ para la conservación de estas especies es fundamental”.

Pero no todas son malas noticias. El estudio plantea que si bien las áreas expuestas a un alto riesgo se incrementarán frente a los escenarios de cambio climático más probables, habrá zonas que operarán como importantes refugios climáticos, principalmente en algunos sectores de los Andes centrales de la región de Atacama y Coquimbo, así como en algunas áreas costeras y en los fiordos de Magallanes y en Tierra del Fuego. Respecto a los tipos de vegetación que serían menos afectados por el calentamiento global, figuran algunas especies de la zona austral, como el Coihue de Chiloé (N. betuloides) y el Ciprés de las Guaitecas (Pilgerodendron uviferum), que están bien representados en los parques nacionales y tienen una distribución dentro de futuros refugios climáticos”.

El concepto de “alto riesgo climático” para la vegetación nativa está asociado a variaciones climáticas que podrían estar por sobre lo que las especies fisiológicamente podrían soportar, lo que implica desde una disminución de la sobrevivencia hasta una potencial extinción. Sin embargo, Andrés Muñoz-Sáez plantea que estos índices deben ser tomados con cautela, ya que el estudio no considera la capacidad de resiliencia de algunas especies frente al cambio climático, un ámbito que -enfatiza- puede complementar y afinar los resultados predictivos de este estudio con experimentos de campo.

De esta manera, los mapas de riesgo climático entregan información fundamental para el desarrollo de planes de conservación ante los adversos escenarios climáticos proyectados a futuro para todo el país. “Nuestro estudio permite identificar zonas de riesgo climático in situ, lo que hace posible realizar una conservación planificada del territorio, priorizando ciertos tipos de vegetación y zonas donde actualmente se encuentran. Esto implica, fundamentalmente, adoptar medidas que permitan gestionar la resiliencia de los tipos de vegetación, facilitar restauración ecológica o generar políticas públicas que permitan conservar sectores y especies a futuro, entre otras”, comenta Andrés Muñoz-Sáez.

Para el investigador de la Universidad de Chile, los altos niveles de vulnerabilidad y el peligro asociado a la desaparición definitiva de especies vuelve urgente considerar el desarrollo de planes de conservación en base a las proyecciones climáticas. “Además, complementariamente, estos resultados también se pueden comparar con otro tipo de simulaciones (dinámicas, por ejemplo), en las cuales se puede evaluar la potencial tasa de cambio y movimiento de las especies en escenarios futuros de cambio climático. Ambas aproximaciones (modelación in situ y dinámica) ayudan a identificar sectores que podrían actuar como corredores biológicos para migraciones naturales o asistidas, y zonas de refugio que permitan conservar nuestro patrimonio natural”, agrega.

Experto advierte posible tercera ola de COVID-19 en la capital si se mantiene alza de contagios

El Ministerio de Salud informó este martes 966 casos de coronavirus en 24 horas. Luego de casi una semana contabilizando más de mil contagios diarios, el ministro Enrique Paris anunció el cambio de fase en 13 comunas del país y aseguró que, si se produce un aumento de casos significativo, podrían retroceder aún más.

Para el jefe del Grupo Epidemiológico Matemático de la Universidad de Santiago (GEMVEP Usach), Felipe Elorrieta, la situación actual es preocupante ya que, a su juicio, se ha registrado un fuerte aumento de casos en las últimas semanas. Con un alza de más de 40% respecto de la semana anterior y días donde se alcanzó más de 1.700 casos, el académico aseguró que se está produciendo un incremento en casi todas las regiones del país.

“Estimamos un R efectivo de 1,46 hasta los valores de ayer”, afirmó el doctor en estadística, en alusión al indicador que evidencia el número promedio de personas infectadas por una sola persona infecciosa. “Es decir, es un R también muy alto, de los más altos que ha habido en esta pandemia. Se está expandiendo muy rápido y se debe, particularmente, a que están aumentando los casos prácticamente en todas las regiones del país, con excepción de Aysén y Coquimbo”, explicó.

Elorrieta apuntó que la Región Metropolitana ha alcanzado la mayor tasa de incidencia del país, con 9.87 casos por cada 100 mil habitantes, “muy cerca de la tasa de incidencia crítica, que nosotros la definimos en 10 casos por cada 100 mil habitantes”. A la capital, le siguen la región de Arica y Parinacota, donde se ha mantenido en un nivel de contagios significativo desde hace semanas, y la de Tarapacá. 

“En el caso de la Región Metropolitana, lo que estamos viendo es un aumento muy fuerte en las últimas semanas, que puede dar inicio, si no se controla, a una nueva ola de contagios. Respecto a eso mismo, la única región donde nosotros hemos dado alerta, hasta el momento, es en la región de Arica, con una tercera ola que empezó hace cuatro semanas atrás y que todavía no finaliza”, advirtió.

Elorrieta reconoció a la variante Delta como uno de los factores de esta situación y llamó a reforzar la trazabilidad. “No hay problema con flexibilizar las medidas de control, que ya no haya más cuarentenas ni toque de queda, pero eso hay que acompañarlo con una mejora en la trazabilidad. En ese sentido, lo que se vio fue una señal inversa. Más aún, teniendo en cuenta que los contagios ya estaban aumentando a fines de septiembre”, criticó.

“Es probable que, si siguen los contagios así, estemos en presencia o sigamos viendo más alzas en el futuro. Evidentemente, de mantenerse este nivel, estaríamos viendo el inicio de una eventual tercera ola en la Región Metropolitana en dos semanas más y, también, probablemente, en el país”, concluyó.

Expertos analizan el impacto del estallido social en su segunda conmemoración

Este lunes 18 de octubre se cumplen dos años desde el estallido social. Para la Directora del Departamento de Filosofía de la Universidad de Santiago, Diana Aurenque, lo que ha venido generándose desde 2019 a la fecha es la consolidación de un diagnóstico: la falta de protecciones sociales que afecta a la población.

“En estos dos años, esta necesidad no fue acallada por la pandemia, sino muy por el contrario, acentuada. Los bonos e ingresos de emergencia, los retiros del 10%, por un lado, así como la desprotección de quienes trabajan informalmente, por el otro, hicieron evidente la falta de garantías sociales en la que viven muchísimos chilenos”, sostuvo Aurenque. 

La filósofa consideró que otro cambio que ha operado en Chile tras el estallido es que la ciudadanía es más exigente respecto de sus derechos. “Chile es hoy, un país más consciente de sus inequidades, aun cuando las soluciones no han llegado, y para ello el feminismo ha sido clave. Pues desde las calles se ha instalado en las conversaciones familiares, en las agendas políticas y en las academias”, afirmó.

El psicólogo social, antropólogo y académico de la Usach, Sergio González, considera que el estallido, pese a las manifestaciones, evidenció la esperanza de la ciudadanía en la construcción de una nueva institucionalidad para el país. “Chile no soporta más abusos, malestar anclado en que hay injusticias profundas”, afirmó. 

Para González, el país se encuentra en este momento en una fase de cambio que no ha terminado de asentarse. “Todavía tendremos un escenario difícil y con mucha incertidumbre, agravada por la pandemia, que sigue siendo una variable presente. Hay que seguir estando alertas a problemas e injusticias generadas por la pérdida de fe en las instituciones”, enfatizó.

Opinión distinta tiene el académico del Departamento de Historia de la Universidad de Santiago, Igor Goicovic. Para el historiador, la manifestación de hace dos años evidenciaba un profundo descontento hacia el sistema económico y político, pero la institucionalidad aún no ha dado respuestas concretas frente a estas demandas.

“Los cambios no han sido sustantivos. El modelo neoliberal sigue vigente y los principales actores empresariales y políticos del país se esfuerzan en reestructurarlos, a efectos de darle continuidad. Además, las principales figuras del régimen político son las que siguen disputándose los cargos de representación popular”, concluyó.

Escuela Trabajadoras de las Artes abre un nuevo ciclo de talleres

La Escuela Trabajadoras de las Artes es un proyecto colectivo libre, gratuito, en formato online y presencial; y este sábado 16 de octubre comienza su segundo ciclo 2021, esta vez, en formato híbrido con clases online y presenciales en colaboración con el Centro Cultural Lo Prado de la Región Metropolitana.

El llamado es a todas las mujeres y disidencias trabajadoras de las artes de la Región Metropolitana a que se inscriban hasta el viernes 15 de octubre a las 12:00 hrs. (cupos limitados).

Jacksa Suazo, sonidista y docente de la escuela comentó sobre este regreso que “en la red de trabajadoras de las artes acogemos a mujeres y disidencias que necesitan llevar a la práctica sus ideas artísticas y conocimientos técnicos. La pandemia impidió que muchas técnicas o aficionadas al sonido  pudieran tener clases prácticas o tener mayor contacto con el equipamiento que nuestro rubro requiere, agudizando mucho más la distancia que la discriminación y el prejuicio han trazado entre el trabajo sonoro y las mujeres y disidencias.  Es más, ni siquiera han podido optar a realizar la práctica profesional como operadora o en escenario, todavía en el 2021 se nos relega al trabajo en bodega o administrativo”.

Por su parte Susana Díaz, cineasta, documentalista y docente del nuevo ciclo agrega que “la Escuela Trabajadoras de las Artes es un espacio de formación interesante que surge de la necesidad de co-crear espacios de trabajo seguros y creativos entre mujeres y disidencias, donde las áreas técnicas puedan desarrollarse”. 

La Escuela Trabajadora de las Artes nuevamente cuenta con el apoyo del  Centro Cultural de Lo Prado, en Santiago de Chile, donde se realizarán las clases presenciales del segundo ciclo.

Organiza: Red Trabajadoras de las Artes; Gestoras en red, FMN, Frente de la Música Nacional, Coordinadora Femfest y Red Cultural Nekoe.

El proyecto cuenta con el financiamiento del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. FONDART 2021, fondo para actividades formativas.

Foco: Artes visuales,  Artes mediales, Artes sonoras y musicales, y Artes escénicas.

Los criterios de selección son:

1.- Participar, liderar o gestionar un proyecto artístico o cultural territorial feminista.

2.- Reconocerse como mujer o disidencia.

3.- Vivir en la región metropolitana (por las clases presenciales).

CALENDARIO DE CLASES OCTUBRE 2021

SEMINARIO TÉCNICAS PARA LAS ARTES VISUALES Y NUEVOS MEDIOS EN VIVO.

TALLER VIDEO INSTALACIÓN Y VIDEO CLIP

SUSANA DÍAZ: CINEASTA, ACADÉMICA Y PRODUCTORA.

Sábado 16 octubre de 11:30 a 13:30 hrs. Vía zoom

Martes 19 de octubre de 19:00 a 21:00 hrs. Presencial en Centro Cultural Lo Prado.

TALLER DE ILUMINACIÓN PARA ARTES EN VIVO

TAMARA FIGUEROA:  DISEÑADORA ESCÉNICA.

Miércoles 20 de octubre de 19:00 a 21:00hrs. Vía zoom

Sábado 23 de octubre de 14:30 a 16:30. Presencial en Centro Cultural Lo Prado 

TALLER SONIDO EN VIVO

JACKSA SUAZO: SONIDISTA.

Viernes 22 de octubre de 19:30 a 21:00 hrs. Vía zoom

Sábado 23 de octubre de 11:00 a 13:00 hrs. Presencial en Centro Cultural Lo Prado 

TALLER HERRAMIENTAS TECNOLÓGICAS PARA LAS ARTES Y NUEVOS MEDIOS.

VALENTINA NAZER: DISEÑADORA, MASTER EN DISEÑO TECNOLÓGICO.

Miércoles 27 y jueves 28 de octubre de 19:00 a 21:00 hrs. vía zoom

VUELVE EL FESTIVAL CHILE JAZZ EN SU 7MA VERSIÓN EN DIFERENTES CIUDADES DE CHILE

En su edición 2021, el Festival Chile Jazz regresa en formato presencial para deleitar a los amantes del género, donde la improvisación y la libre interpretación de las y los artistas ocupan un lugar destacado.

Serán tres días de conciertos en vivo que se llevarán a cabo en diversos lugares del país: el 20 de octubre el festival desplegará su programación en el Centro de Extensión Instituto Nacional CEINA en Santiago, el 21 en Auditorio Duoc Viña del Mar y el 23 el festival se tomará las Cavas del Valle, Paihuano, en el Valle del Elqui.

Respecto a la vuelta del evento y la plataforma del festival que estuvo trabajando en pandemia expandiendo vínculos internacionales con redes como Conexiones Culturales Latinoamérica (CCLA). Matías Awad, gerente general Corporación Cultural CChC, patrocinador del Festival Chile Jazz, destaca que “es una muestra de trabajo colaborativo, en red -probablemente un ejemplo de cómo podemos desarrollar proyectos en Chile- uniendo al sector privado con instituciones públicas, educativas, centro culturales, gestores culturales y todos quienes trabajan en esta industria remando para el mismo lado para que proyectos como este salgan adelante y tengan el impacto esperado y que beneficie, tanto al mundo artístico como a la comunidad en general”. 

Este año, el Festival Chile Jazz se realizará completamente presencial con todas las medidas permitidas en fase 4. Serán tres lugares de Chile los que disfrutarán los acordes y la magia de la música en vivo. La primera jornada del 20 de octubre se hará en Santiago en el Centro de Extensión del Instituto Nacional y la programación estará a cargo del guitarrista Javier Contreras, reconocido por sus colegas como poseedor de un gran virtuosismo técnico y considerado por muchos como uno de los más brillantes compositores de su generación, le seguirá en esta jornada, Thäis Marie Quinteto, agrupación de jazz que nace a mediados del año 2015 bajo la iniciativa de la destacada cantante y compositora Thais Marie Antoine.

Las composiciones y arreglos proponen un discurso estético basado en el lenguaje del jazz tradicional para la improvisación tanto instrumental como vocal (scat), con una rica mezcla de distintos estilos como la World Music, jazz y pop en la composición. Con esta propuesta Thaïs Marie ha logrado una combinación única, centrándose en la voz como un instrumento más.

Por último, Jorge Díaz Cuarteto, uno de los solistas mejor preparados y más dúctiles en el jazz desde mediados de los ’90 y que presentará su música original que abarcan temas de los discos Club de Tobi, Bloody bop, Un respiro y Cuatro estados, lanzado en julio del 2021. Particularmente los temas del disco cuatro estados tendrán adaptaciones para formato de cuarteto, ya que es un disco hecho solo por guitarras.

El Jueves 21 en el Auditorio Duoc de Viña del Mar se presentará nuevamente el virtuoso guitarrista Javier Contreras, concertista en guitarra clásica y compositor de Punta Arenas que llevará a la ciudad jardín la tradición de la guitarra clásica fusionándola al impulso rítmico de la guitarra popular chilena.

Mientras que en el viñedo Cavas del Valle en la comuna de Paihuano de Valle del Elqui,el 23 de octubre a las 19:00 horas, se cumplirá un anhelado homenaje al músico Cristián Cuturrufo con la banda CUTU 49. Al aire libre y abierto a todo público, la invitación es a recordar el talento y la energía que nos legó el destacado músico chileno.

La 7a versión del Festival Chile Jazz está a tan solo días de comenzar y está acogido a la Ley de Donaciones Culturales. Como cada año, sus entradas tienen un valor reducido y popular. Se pueden adquirir a través de puntoticket.com y en regiones, de manera gratuita para toda la comunidad en sus respectivas localidades.

Especialistas abordan acusación constitucional contra Piñera en su contexto histórico y escenario actual

La notificación ya está en manos del Presidente, por lo que ahora, según consignó el medio nacional “La Tercera”, Sebastian Piñera tendrá diez días hábiles para presentar su defensa, la que puede ser personalmente o por escrito. El plazo máximo vence el 28 de octubre; y tras esto la comisión revisora, a cargo de los parlamentarios Florcita Alarcón(PH), Maya Fernández (PS), Pepe Auth (independiente), Paulina Nuñez (RN) y Virginia Troncoso (independiente), tendrá seis días para trabajar en la acusación.

“Hay razones suficientes para mostrar que el presidente ha denostado la honra del país”, sostuvo la politóloga y académica de la Usach, Pamela Figueroa, explicando las razones en que haya salido adelante esta acusación.

Respecto al escenario, fue clara. “La situación es bastante compleja, estamos en un momento de elecciones presidenciales y eso puede afectar aún más a la candidatura del oficialismo”, señaló.

Finalmente, reflexionó sobre la defensa que ha tenido el gobierno. “Personalizó todo en la defensa de Sebastián Piñera, más que defender la institucionalidad de la presidencia y el poder ejecutivo, ha mostrado una actitud bastante errática. En vez de ir cerrando los conflictos, está abriendo los conflictos”.

Para Cristina Moyano, decana de la Facultad de Humanidades e historiadora de la Universidad de Santiago, esta acusación constitucional representa todo un hito para el país. 

“Es uno de los pocos presidentes que ha sido acusado en ejercicio, la primera vez fue a Carlos Ibáñez del Campo en 1956, acusación que fue rechazada. En el caso de las otras, los presidentes ya no estaban en ejercicio”, recordó, haciendo hincapié en Alessandri Palma y el propio del Campo en ese último punto. De hecho, fue solo la del año 1931 contra Ibáñez la que fue aceptada, producto de las violaciones sistemáticas a los derechos humanos.

Sobre el marco en que se da, sostuvo que “llega con un deteriorado gobierno en su gestión y popularidad, en pleno contexto de reforma constitucional que vino tras un estallido social que tenía como componente el tema de los privilegios de algunos sobre otros”.

“Se vienen días complejos porque la apertura de oficio viene a indicar que hay nuevos antecedentes que ameritan una investigación y el escenario político no favorece al presidente”, cerró.

Festival Poesía y Música convoca artistas del sur de Chile para su quinta edición

Los Organizadores de PM#5, el Colectivo PM, la productora 4Parlantes y sus socios locales: Departamento de Extensión de la Universidad de Concepción, Balmaceda Arte Joven Biobío y Casa de Salud, hacen posible que el Festival Poesía y Música siga trabajando en el intercambio y difusión de poesía y música, imbricadas también con otros medios artísticos. Así, desde 2014 Gonzalo Henríquez, Federico Eisner y Martín Gubbins vienen desarrollando este proyecto que ya cuenta con cuatro ediciones y varias versiones “off”, dentro y fuera del país, logrando construir un espacio reconocido internacionalmente como fundamental para la presentación de estas expresiones artísticas. 

El próximo 12, 13 y 14 de enero, PM#5. El Festival Poesía y Música tendrá lugar en Auditorio de Humanidades, Foro abierto, la Pinacoteca de la Universidad de Concepción, y Casa de Salud. Además se realizarán actividades de formación durante los meses previos gracias a la alianza con Balmaceda Arte Joven Biobío.

Para dar espacio a la presentación de nuevas voces y manifestaciones de la poesía del sur de Chile, PM#5. Festival Poesía y Música ha abierto dos convocatorias públicas para presentar obras en vivo o escénicas (sobre el escenario), y obras audiovisuales en torno a la poesía.

PM#5 Biobío, ya confirmó a los primeros nombres que compondrán su cartel oficial para esta edición, entre ellos destacadas y destacados poetas, músicos, artistas y performers como Amora Pera y Pedro Rocha desde Brasil. Pera es una reconocida cantante, compositora y performer, con una extensa carrera de investigación en escritura y sonido; mientras que Rocha se destaca como uno de los fundadores del CEP 20000, un centro de experimentación poética que existe desde hace más de 20 años en Río de Janeiro. La española Laia Estruch, utilizando la palabra hablada, la los objetos y las publicaciones, analiza las posibilidades emotivas de la voz a capella y el cuerpo no dramatizado, abriendo un espacio de reflexión en relación con el carácter performativo del lenguaje, la grabación de sonido y su archivo oral.

Por su parte, el destacado poeta nacional Raúl Zurita junto a la banda de rock y música experimental González y los Asistentes fundada en 1997 en Santiago de Chile por el poeta y músico penquista Gonzalo Henríquez. Desde 2008 la banda comenzó a trabajar en colaboración con el poeta para crear música a partir de sus poemas recitados. De este trabajo conjunto surgió el álbum Desiertos de amor (2011), que se ha presentado en diversos escenarios a nivel nacional e internacional.

También fundadora de Festival PM junto a González y los Asistentes, la Orquesta de Poetas llevará por primera vez a Concepción su trabajo de cruces experimentales y colaborativos entre poesía y música, ya materializado en sus cuatro discos/libros.

Desde Concepción, la poeta Damsi Figueroa traerá la potencia de la gran tradición lírica del sur de Chile, mientras la artista sonora Valentina Villarroel, aportará desde la instalación, la experimentación y la improvisación a nuestros escenarios.

“Concretar PM#5 Biobío es un anhelo colectivo y personal por la importancia de Concepción en el desarrollo artístico nacional, aliado a la UdeC como fuerza cultural y espacio ciudadano, Balmaceda Arte Joven en su dimensión educativa y Casa de Salud como polo de cultura y expresiones de vanguardia, sumado a las ganas de retribuir de cierta forma a la ciudad que me vio crecer, volver y compartir lo aprendido y poder traspasarlo a través de expresiones que reflexionan y cuestionan… con un grupo de creadores y artistas que es parte de lo que, como organización, podemos aportar a la comunidad”, señala Gonzalo Henríquez, miembro del Colectivo PM.

Con esta convocatoria, se busca exhibir puestas en escena y audiovisuales regionales de alta calidad técnica que amplíen el alcance de la poesía en su faceta de manifestación artística en vivo como un medio para fomentar su lectura mediante la suma de valores estéticos de lo que significa la experiencia del poema. 

Este llamado está dirigido a poetas, músicos y artistas del sur de Chile (residentes desde región del Maule al sur) relacionados con la poesía, poesía sonora, performance poética y diversos cruces entre poesía, música, performance y visualidad, para enviar propuestas de presentaciones en vivo que utilicen elementos vocales o lingüísticos como parte central del trabajo.

Las postulaciones a esta convocatoria se recibirán exclusivamente a través de los formularios vinculados a la web www.festivalpoesiaymusica.cl hasta el domingo 7 de noviembre de 2021 a las 24 hrs. 

Las obras seleccionadas se darán a conocer por correo electrónico, y su programación será publicada en nuestro sitio web: www.festivalpoesiaymusica.cl 

La selección estará en manos de un comité curatorial presidido por la escritora e investigadora chilena Noelia Figueroa Burdiles.

Festival PM#5 es un proyecto financiado por el Programa de Apoyo a Organizaciones Culturales (PAOCC) del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Embajada de Austria, Goethe Institut, Embajada de Brasil y Programa AC/E para la Internacionalización de la Cultura Española (PICE). 

SANTAFERIA CELEBRA 15 AÑOS DE CARRERA CON SHOW EN GRAN ARENA MONTICELLO

La agrupación nacional Santaferia, una de las más exitosas de la cumbia en Chile, se presentará en Gran Arena Monticello el próximo sábado 6 de noviembre para celebrar sus 15 años de carrera musical con sus grandes éxitos como “Sákate uno”, “Locura y Pasión “El gil de tu ex”, entre otros clásicos que aparecen en sus cinco discos editados. 

La banda no sólo ha destacado en el ámbito musical, sino que también cuentan con un DVD, un libro, y su más reciente producción; el documental “Pa’ que lo baile como quiera”, pieza estrenada en octubre vía streaming, donde revisan sus hitos más relevantes como sus discos, colaboraciones con músicos destacados músicos como Joe Vasconcellos y Roberto Márquez y sus shows en diversos recintos de espectáculos, Lollapalooza, el Festival de Olmué y la Quinta Vergara, además de sus viajes a Argentina y Estados Unidos.

El COVID no detuvo las ganas de Santaferia para seguir avanzando en su carrera. En plena pandemia grabaron y editaron su quinto álbum “Cumbia Casera”, trabajo con que ganaron los premios IN-EDIT, Musa y Pulsar 2020 y 2021.

En septiembre realizaron dos shows vía streaming y tres actuaciones presenciales; Valparaíso, La Serena y el aniversario de Illapu, además de lanzar “Morena Esperanza”, su homenaje a la banda de Antofagasta y, desde luego, su documental, con muy buenos comentarios de prensa y público.

Para el fin de año se vienen más singles y eventos, el Huracán Bailable sigue más vivo que nunca y celebrará sus quince años de éxitos con un show imperdible en Gran Arena Monticello, con nuevos bloques, temas, sonido e iluminación, festejando además el regreso de los eventos presenciales. 

Gran Arena Monticello recibirá al público con todas las medidas sanitarias dispuestas por las diversas autoridades de Gobierno, las que contemplan respetar el aforo permitido, manteniendo distancia entre las sillas y contando con expendedores de alcohol gel en el recinto. Los asistentes deberán mantener la mascarilla puesta durante el show y contar con el Pase de Movilidad habilitado que será exigido en la entrada.

Estudio revela discriminaciones y violencias que sufren migrantes refugiadas trans

En el marco de las actividades globales por “Octubre Trans”, mes designado internacionalmente para combatir la despatologización de estas identidades de género, y Chile hace noticia por las violentas protestas contra los inmigrantes en Iquique, investigadores de la Universidad de Chile publicaron los resultados del estudio FONDECYT “Migrantes/refugiadas trans en Chile: sexilio, transfobia y solidaridad política”.

La investigación indaga en la migración de las personas trans, un fenómeno poco tratado y para el cual los organismos de derecho internacional y activistas piden protección urgente. El trabajo -realizado por la doctora Caterine Galaz, coordinadora del Núcleo de Diversidad y Género de la Facultad de Ciencias Sociales de la U. de Chile, GT Migración Sur-Sur de Clacso y Rubén Menares, trabajador social e investigador de este Núcleo- presenta las trayectorias de personas migrantes trans en nuestro país, considerando los escenarios transfóbicos, sociales e institucionales a los que se enfrentan y develando sus estrategias de resistencia.

Para el estudio, Galaz y Menares entrevistaron a 10 migrantes y refugiadas trans en Chile provenientes de Colombia, Venezuela y Ecuador, cuyas edades oscilan entre los 19 y 40 años, con un tiempo de residencia de entre uno y cinco años, y que viven en la Región Metropolitana, en las comunas de Quinta Normal, Santiago, Recoleta. Todas indicaron haber escapado de sus respectivos países de origen para proteger sus vidas de la violencia estructural e interpersonal que sufrían. Un tema no menor, pues aún existen 13 países que criminalizan con normativas legales a las personas trans, según el tercer Informe de Mapeo Legal Trans redactado por la Asociación Internacional de Gays y Lesbianas (ILGA).

“Estaba en sexto grado y ya había estado dos años sin estudiar. Me recluí en la casa en la que vivía con mi abuela, pues mi mamá ya estaba acá en Chile. Estuve esos dos años encerrada y deprimida por esa violencia que veía venir, incluso antes de que llegara […] Mi vida corría riesgo constantemente por ser una negritud marica y afeminada, porque igual eso era algo que se recalcaba, me hicieron mucho bullying al punto de llegar a las agresiones”, cuenta Esmeralda, una migrante trans colombiana.

El trabajo reveló que la mayoría de las personas trans migran a Chile porque en sus países de origen sufren violencia, censura al activismo LGTBI+ y tienen escasa implementación de políticas públicas, por ejemplo, de cambio de nombre formal, acceso a trabajo y salud, garantía de medicamentos relacionados con infecciones de transmisión sexual (ITS) y tratamientos hormonales, entre otras.

“Todavía hay tortura por orientación sexual, por expresión de género en varios países de la región. Uno lo ve y lo palma a diario en la atención directa con personas migrantes no heterosexuales, esto no ha terminado […] Hay países que se han quedado detenidos en el tiempo en la defensa de los derechos de la diversidad sexual… en Venezuela, pese a los avances formales, las violencias se mantienen”, dice Pablo, un trabajador social entrevistado para este estudio y miembro de una ONG pro-defensa de derechos LGBTI.

Por eso, en la investigación, Galaz y Menares hablan de un sexilio . “El hecho de que su identidad sexual fuera censurada, violentada o perseguida de distintas maneras y en diferentes espacios sociales, las empuja a salir para poder sobrevivir, en algunos casos, mejorar las condiciones de vida o desarrollar su transición identitaria de manera más plena. No obstante, estas experiencias se vinculan también a la falta de recursos económicos para poder sostener sus vidas y la inexistencia de iniciativas públicas de soporte a estos colectivos”, dice Caterine Galaz, autora principal del estudio.

El problema central, indican, es que en el campo de los estudios migratorios la movilidad de personas LGTBI+ no solo ha sido insuficientemente tratada, sino que -a nivel de las políticas públicas y medidas internacionales de los flujos migratorios- el sujeto a priori de dichos articulados es una persona heterosexual. “Por lo mismo, la presencia de personas migrantes trans tensiona la noción clásica de frontera, que no es solo física, pues deja en evidencia que existen sujetos no considerados para la protección en su entrada al país como sujeto migrante, sino también al nivel de las corporalidades sexuales permitidas en el nuevo contexto”, dice Galaz.

En este sentido, dice la académica de la Escuela de Trabajo Social de la U. de Chile, es importante poner atención al desamparo que sufren estas personas por parte del Estado, donde se destaca el desacoplamiento entre el proceso de regularización migratoria y las políticas de identidad de género; así como la naturalización de las violencias cis/hetero/normativas, que impiden la acogida por no estar contempladas tales identidades como causas de refugio. “Ni hablar de apoyo psicosocial y acompañamiento enfocados en personas migrantes y refugiadas LGTBI+, todo lo cual redunda en un escaso acceso a salud, educación, trabajo y apoyos directos, y afecta específicamente a las personas no regularizadas”, afirma.

Pese a lo anterior, la movilidad trasnacional de estas personas les abre la posibilidad de vivir con mayor libertad sus identidades de género y, a algunas, les da acceso a tratamientos médicos y también a una participación activista, así como a espacios de contención por parte de determinadas organizaciones trans.

“Les hace sentir que en Chile son mucho más libres o tienen muchas más posibilidades en esa dimensión de su vida, y eso no tiene tanto que ver con el país al que llegaron, sino con el hecho de haberse alejado de su contexto de origen… Por otro lado, entrar a estos colectivos trans les permite conocer otras corporalidades, otros contextos de lucha y otras posibilidades de acción que no fueron planificadas en su proyecto migratorio… Es un tipo de activismo contingente político, aunque su foco sea la sobrevivencia, pues a partir de este se buscan transformar las situaciones de injusticia que los afectan”, dice Menares.

Esta realidad es la que transmite el relato de Esmeralda, quien enfatiza que su vinculación con una fundación en Chile, que se dedica al trabajo con menores de edad trans, trajo consigo la posibilidad de que la respetaran en su identidad.

“Cuando entré a Chile me dio como un alivio… Porque en ese momento no estaba siendo libre… Mi entorno no me estaba viendo de la forma en que yo quería que me vieran… Eso cambió mucho (luego de tener el apoyo del colectivo), porque igual, cuando te violentan y no sabes reaccionar, te quedas con el sabor amargo, triste… En cambio, al reaccionar hace que esa otra persona nunca más te pase a llevar, te discrimine o no respete a las trans o travestis… Ser activista me ha permitido conocer y ser consciente de otras realidades duras (también aquí en Chile)… El repensarnos, cuestionarnos y poder acercarnos y unirnos con otras personas nos permite generar resistencia desde la no pertenencia, desde el no querer estar dentro de esta hegemonía blanca y colonial que se nos impone, y resistir desde nuestras corporalidades con orgullo, fuerza, valentía y, al fin y al cabo, juntes”, dice Esmeralda.

Plataforma colaborativa informa a ciclistas sobre calidad de las rutas

María de la Luz Lobos, arquitecta de la Universidad de Chile y Magíster en Arquitectura del Paisaje de la Universidad de Harvard, es la creadora de “Santiago en Cleta”, proyecto que busca “ser por y para las personas, recolectando información directamente de los usuarios y dejándola disponible para su uso libre en el futuro”.

Respecto al origen del proyecto, la impulsora de esta iniciativa -quien prefiere que le digan Luli- relata: “Aprendí a andar en bici de niña, como actividad recreativa, y empecé a usarla como medio de transporte en la Enseñanza Media. Luego de ser víctima de acoso callejero, mientras pedaleaba, a la salida del colegio, dejé de andar en bici por algunos años, pero luego retomé en el 2014, mientras realizaba mi proyecto de título, y desde ahí no he parado de usar la bici como mi método de preferencia, aunque debido a la extensión de Santiago, mis viajes suelen ser multimodales”.

Santiago en Cleta, explica la egresada de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU) de la U. de Chile, nace de dos situaciones concretas. La primera, es que Google Maps aún no tiene en Chile la opción de planificar rutas en bicicleta, por lo que tener fácil acceso online a la infraestructura disponible y sus características es de gran ayuda para quienes quieren conocer las posibilidades existentes en Santiago para poder moverse en bicicleta. 

La segunda situación es que las plataformas existentes, reportes gubernamentales y mapas de libre acceso online tienden a enfocarse en la cantidad de ciclovías, estacionamientos de bici, y otros elementos de soporte al ciclista más que en la calidad de las rutas. Sin embargo, las características y calidad de los caminos son imprescindibles para asegurar la bicicleta como una opción de movilidad urbana segura y fiable. 

“No sacamos nada teniendo cientos de kilómetros de ‘ciclovías’ disponibles, si estas no poseen las características mínimas para poder desplazarse cómodamente en ellas. Existen muchas rutas en Santiago que no están bien delimitadas, poseen un ancho inferior al necesario para poder circular por ellas, que tienen postes de luz en medio de la pista, etc. Por esto, si bien existen, no son necesariamente un aporte a la movilidad. Es por esto que creo importantísimo tener un catastro detallado y georeferenciado de las cosas que ayudan o limitan la calidad de las áreas donde circulan ciclistas” señala Luli Lobos.

Junto a lo anterior, la arquitecta destaca que hace falta una visión conectada del tejido urbano ciclista, ya que hoy en día existen muchas rutas que terminan en los límites comunales debido a las divisiones políticas administrativas y a cómo están repartidos los recursos dentro de cada una de ellas. Si bien este proyecto, no podrá reparar eso, permite ver la red de infraestructura para bicicletas como un todo.

“Por último, me gustaría que esta idea se ampliara a otras ciudades y áreas rurales del resto de Chile. Aquellas que quizás ni siquiera tienen espacio para la bicicleta. Me gustaría que la información recopilada con esta iniciativa quedara disponible al público por un largo tiempo. Planeo transformar todo en un mapa de Google Maps público al que la gente pueda acceder desde sus dispositivos y al cuál se puedan seguir incorporando comentarios mes a mes en el largo plazo. Además, pienso generar un set de datos georeferenciados para que otros puedan usarlos en ArcGIS, GoogleEarth u otras plataformas y seguir avanzando en la creación de conocimiento alrededor de las infraestructuras ciclistas”, señala la creadora de Santiago en Cleta.

La importancia de que la información sea de libre acceso es que permitirá a organizaciones ciudadanas y personas naturales abogar por mejoras en la infraestructura ciclista en sus barrios. “Muchas veces decimos ‘esto necesita mejoras’, pero como no tenemos datos suficientes para indicar el qué y cómo debe mejorarse el gobierno local no lo hace o define por sí mismo dónde creen que están las prioridades. Por esto, espero que la existencia de este mapa permita a los municipios trabajar de la mano con sus comunidades para poder mejorar lo que ya existe y crear nuevos espacios para ciclistas que realmente respondan a las necesidades de los usuarios”.

Luli Lobos se ha dedicado a la investigación, docencia y diseño de paisajes. Hace más de dos años trabaja en una organización no gubernamental estadounidense llamada LivableStreets Alliance, la cual se enfoca en crear calles que sean seguras, accesibles e inclusivas. Ahí, en su rol de analista de sistemas de movilidad y medioambientales, se ha enfocado en trabajar con comunidades para robustecer el sistema de paseo parques ecológicos (Greenways) del área de Boston, a través del programa Emerald Network y en la Iniciativa de Género y Movilidad, que busca indagar en la relación entre identidad/rol/expresión de género y las formas en que las personas se desplazan por la ciudad.

“Creo que toda esa experiencia me ha llevado a desarrollar una mirada crítica a los sistemas de transporte urbano, especialmente a las plataformas ciclistas y a su necesidad de ser una opción disponible para todes que propicie una movilidad equitativa. En ese sentido, quise usar estos aprendizajes para poder crear algo útil para mi comunidad. Además, considero que la red ciclista no debería ser diseñada meramente por las esferas de poder y administrativas, sino que desde las ideas, experiencias, y propuestas de quiénes recorremos la ciudad en bicicleta. Por eso, para mí es imperante preguntar a las, los y les usuarios ¿Qué está funcionando? ¿Qué no? y ¿Qué les gustaría ver?”.