Archive for enero, 2021

Gobierno chileno anuncia más de 35 millones de vacunas para este 2021

El Gobierno de Sebastián Piñera anunció esta semana el inicio del Plan de Vacunación contra la Covid-19 en Chile. El mandatario en conjunto con el ministro de Salud, Enrique Paris, dieron a conocer qué durante estos días llegarán más dosis de la vacuna Sinovac.

Serán cerca de 35 millones de dosis que nuestro país tendrá a disposición para combatir el coronavirus y el proceso de vacunación, de acuerdo con la autoridad, se dividirá en al menos seis etapas.

La primera etapa es encabezada por el personal de la salud y pacientes críticos, lo que considera un total de 50.000 vacunas. Y la segunda etapa, que ya se inició, se enfoca en adultos mayores de 80 años, personal de la salud, residentes y funcionarios de Eleam y Sename, con 1.050.000 dosis.

La tercera etapa la componen los trabajadores esenciales para el buen funcionamiento de la sociedad y el Estado, con 200 mil dosis; seguidos por adultos mayores entre 65 y 80 años, además de adultos con enfermedades crónicas, considerando 3.890.649 vacunas.

Posteriormente, la quinta etapa contiene a los trabajadores de la educación y servicios básicos, con 550 mil dosis, y finalmente la población general, con 10.000.000 de vacunas.

Ponen en marcha ambicioso proyecto de reciclaje municipal

A partir de febrero de 2021, la Municipalidad de Peñaflor dará inicio a su primer programa de reciclaje con separación desde el origen, un innovador y moderno proyecto que promueve la protección y el cuidado del medio ambiente y que tiene como objetivo transformar a la comuna en una comunidad que respeta la biodiversidad y que protege el medio ambiente.

El proyecto, liberado por el alcalde Nibaldo Meza, consiste en incentivar a los vecinos para que separen todos los residuos aptos de ser reciclados en sus propios hogares, los que serán retirados por la empresa recolectora de residuos domiciliarios en camiones acondicionados, especialmente, para este fin, sin la necesidad de que deban acudir hasta un punto limpio para reciclar.

La iniciativa busca, además, proteger sus propias zonas naturales, como lo es el Humedal del Parque El Trapiche de Peñaflor, el único de la Región Metropolitana, y que es de gran relevancia para la mantención del ecosistema biológico.

Los precursores de este innovador proyecto serán, en primera instancia, los habitantes del cuadrante norponiente de la comuna, ubicado entre las calles 21 de mayo, Irarrázaval, Caupolicán, y Bilbao, quienes, en el día asignado, deberán sacar su basura ya separada, para ser recolectada. Para esto se ha puesto en marcha un plan de difusión, a través del cual  funcionarios municipales están recorriendo el cuadrante mencionado, entregando en cada una de las viviendas información acerca del funcionamiento de este nuevo proyecto municipal, además de educar a la comunidad en torno al cuidado del medio ambiente y en cómo reciclar sus desechos.

Esta innovadora medida va un paso más allá de los tradicionales puntos limpios, ya que incentivará la separación de los residuos como una rutina cotidiana, disminuyendo el tonelaje que llega hasta los rellenos sanitarios. En definitiva, al igual que el camión que retira todos los desechos, pasa  ciertos días por un sector, durante otra jornada un camión, acondicionado especialmente para este fin, recogerá el vidrio, cartón, papel, latas y PET 1, material que luego será trasladado hasta una planta de reciclaje.

La propuesta surge cuando el Alcalde Nibaldo Meza presentó sus ideas programáticas antes de ser autoridad: “Cuando nosotros presentamos una propuesta a la comunidad de Peñaflor, hace 4 años, ésta incluía la preocupación y el desarrollo de políticas públicas tendientes a cuidar nuestro medio ambiente y, por otra parte, promover mecanismos que tengan como finalidad aprovechar los desechos que hoy día estamos generando”, indicó.

Más de 100 toneladas de basura se producen, diariamente, en la comuna de Peñaflor, lo que implica más de un kilo diario por persona. Con esta nueva manera de retirar la basura se aspira a obtener un ahorro importante en las toneladas que llegarán, finalmente, al relleno sanitario. El alcalde Nibaldo Meza también explicó en qué consistirá el nuevo servicio: “Implementaremos un proyecto moderno e innovador. Junto al barrido de calles, el levantamiento de microbasurales, y la limpieza de ferias; el proyecto contempla el retiro de residuos domiciliarios (basura) y material reciclable separado en origen, los que serán llevados hasta una planta de reciclaje y no a un relleno sanitario como es actualmente. A su vez se promoverá que las familias utilicen los residuos orgánicos, que constituyen más del 50 por ciento de la basura que se genera, en la construcción de huertos familiares”, explicó el alcalde Nibaldo Meza.

Agregó que desde el año 2021 se espera reciclar el 25% del total de la basura que genera la comuna; un desafío para los habitantes de Peñaflor quienes deberán cambiar la costumbre de botar todo material a la basura, para aprender una nueva rutina que incorporará en la vida diaria de todos los Peñaflorinos el reciclaje de forma permanente: “Más del 90 por ciento de los desechos que se generan en los hogares son susceptibles de ser reciclados y, a través de esta iniciativa, lo que vamos a hacer, en el primer año, es ponernos la meta de que el 25 por ciento de los desechos que producimos en la comuna no vayan a un relleno sanitario, sino que a una planta de reciclaje”, indicó.

Casi 8 mil sismos se registraron en Chile durante el 2020

7.826 sismos con magnitudes entre 2.5 y 7.0 fueron localizados por el Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile (CSN) durante el 2020, de los cuales 302 fueron reportados como percibidos por el Centro de Alerta Temprana (CAT) de la Onemi. La cifra representa un aumento de 93 eventos respecto a 2019 y de 747 en relación a 2018, pero que se mantiene por debajo de los 8.094 sismos detectados en el 2017.   

El balance realizado por el CSN plantea que el año pasado se procesaron en promedio 652 sismos mensuales, equivalentes a 21 por día, de los cuales 667 tuvieron una magnitud superior o igual a 4.0, es decir, casi dos por día en promedio. Los sismos con magnitud superior o igual a 5.0, en tanto, fueron 73 y los que alcanzaron 6.0 o más fueron 12. Por otra parte, uno de los datos llamativos destacados por el organismo dependiente de la Universidad de Chile fue que todos los sismos con magnitud mayor o igual a 6.0 ocurrieron durante el segundo semestre del año.

El mes con mayor sismicidad fue septiembre, lo que está relacionado con el sismo del 1 de septiembre de 2020, ocurrido a 55 km al norte de Huasco, en la costa frente a la Región de Atacama. El segundo sismo con mayor magnitud del año fue un 6.9 Mww, registrado el 3 de junio, que ocurre 49 km al sur-oeste de San Pedro de Atacama, en la Región de Antofagasta; mientras que el tercer puesto es ocupado por un 6.7 Mww ocurrido el 27 de diciembre, 151 km frente a las costas de Toltén, en la Región de la Araucanía.

Durante este 2020, hubo una secuencia sísmica en el Estrecho de Bransfield en la Antártica, zona en la que un procesamiento automático de datos realizado por el CSN, gracias a los datos proporcionados por la estación JUBA, perteneciente a la red ítalo-argentina AI, registró más de 30 mil sismos. Estos no fueron incluidos en este catálogo 2020 ya que se utilizó otra forma de procesamiento. 

La secuencia se inició a finales de agosto y se extendió por tres meses con alta actividad. El sismo más importante de esa secuencia fue un 6.0 Mww (USGS) y ocurrió el 6 de noviembre a las 23:49 UTC. 

Sergio Barrientos, Director del CSN, indica que “esta secuencia se interpreta como parte del proceso de expansión acelerada –a partir de agosto- del Estrecho de Bransfield, que separa las islas Shetland del Sur con la Península Antártica”. 

Entre las curiosidades del 2020 en materia sismológica están los sismos simultáneos ocurridos el 31 de enero a las 01:20 hrs. Solo un segundo después de iniciado este sismo de profundidad intermedia a 56 km al noreste de Alto del Carmen en la zona cordillerana de la Región de Atacama, comenzó otro a 24 km al sur de Chañaral, en el litoral de la misma región.

Esta simultaneidad se repitió el 13 de noviembre a las 08:47 con el área cordillerana de la zona central (en el límite entre las regiones de Valparaíso y Metropolitana) y un sismo en la zona cordillerana de la Región de Atacama.

Finalmente, el intervalo de mayor duración entre sismos de magnitud mayor o igual a 2.5 en el país durante el 2020 fue de 11 horas 39 minutos, y ocurrió el 20 de diciembre.

Además de la detección y localización de los 7.826 sismos, durante el año 2020, el CSN ha puesto a disposición de la comunidad 2.167 acelerogramas o registros de movimiento fuerte, correspondientes a 470 nuevos eventos que generaron registro acelerográficos, por lo general con magnitudes superiores a 4. Lo que da un total de 11.159 acelerogramas correspondientes a 2.384 eventos ocurridos en los últimos años, que pueden ser consultados en la web evtdb.csn.uchile.cl. 

Científicos logran secuenciar genoma completo de nueva variante de SARS-CoV2

El 22 de diciembre recién pasado se informó que la nueva variante del virus SARS-CoV2, aparecida en Reino Unido, había sido detectada en Chile y desde ese momento, científicos de todo el país comenzaron a trabajar en el desarrollo de un plan de vigilancia genómico que involucre al Ministerio de Salud y tenga el apoyo de los científicos y universidades del país.

Dentro de este plan estratégico, fue al equipo de científicos de AUSTRAL-omics a quienes se les encomendó la secuenciación de la nueva variante arribada a Chile. El Instituto de Salud Pública (ISP) comunicó recientemente que ya existen 15 infectados con esta variante, la cual ha sido identificada, al menos, como un 30% más contagiosa que las variantes antes conocidas. Según información del ISP, los casos se encuentran en las regiones Metropolitana, el Maule y Los Ríos. El Ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación (MInCYT), Andrés Couve, indicó que “desde el Ministerio se está implementando un programa de vigilancia genómica, junto al Instituto de Salud Pública, MINSAL y una red de universidades, donde estamos secuenciando el virus”.  

La Universidad Austral de Chile, a través de AUSTRAL-omics, Unidad de Innovación en Biotecnología, dependiente de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo y Creación Artística UACh, es parte del programa de Vigilancia Genómica que está implementando el MInCYT, dado que cuenta con el equipamiento y la experiencia científica para apoyar en esta importante tarea de vigilancia. 

La Dra. Andrea Silva, experta en Genética y Biología molecular y Directora Ejecutiva de AUSTRAL-omics, indicó que “a nivel científico estamos preocupados por conocer la diversidad que tiene el virus en el país y no solo si está presente la variante de Reino Unido. El genoma viral sufre mutaciones azarosas constantemente y mientras más personas presentan la enfermedad, más se aumenta el número de copias virales y con cada vez que el virus se replica en una célula humana, le damos una nueva posibilidad para que mute. En importante monitorear estas mutaciones, dado que estos cambios pueden hacer que se modifique el comportamiento viral, variando por ejemplo su tasa de infectividad, su grado de severidad, así como también se pudiera afectar la secuencia de los genes que se utilizan en las pruebas PCRs para la detección y diagnóstico de COVID-19”.

Un ejemplo de esto es la relevancia epidemiológica que tienen nuevas variantes detectadas recientemente en Brasil y Sudáfrica. De esta misma forma, nuestro país también puede ser fuente de variantes a exportar, y solo una vigilancia genómica preventiva nos permitirá identificar tempranamente mutaciones que deben ser estudiadas para conocer el efecto que tienen en el virus mismo y por tanto en su comportamiento en el humano. 

El trabajo de secuenciación del genoma del virus estuvo a cargo de los bioquímicos Luis Guzmán y Carolina Encina, con ayuda de la biotecnóloga Rocío Paleo. El ensamble del genoma y análisis quedó a cargo del ingeniero bioinformático Cristian Molina.

“La muestra clínica de hisopado nasofaríngeo fue procesada inicialmente en el laboratorio de bioseguridad nivel 2 de la Facultad de Medicina de la U. Austral para la extracción del genoma y luego los procesos de estandarización, preparación y secuenciación del genoma fueron realizados en el Laboratorio de Genómica de AUSTRAL-omics durante los primeros días de enero. La estandarización del protocolo de secuenciación del genoma fue extenso y laborioso, trabajamos varios días hasta altas horas de la madrugada, pero ese trabajo nos permitirá reducir los tiempos de las secuenciaciones genómicas futuras”, detalló Luis Guzmán.

Carolina Encina indicó que “dada la geografía de nuestro país es importante contar con laboratorios como el nuestro a lo largo del territorio para acceder de manera oportuna a este tipo de análisis. La rapidez del análisis cobra mayor relevancia con este virus ya que su genoma es de RNA, molécula altamente susceptible a degradación, razón por la cual se utilizan medios de transportes específicos y cadena de frío y contar con laboratorios cercanos al lugar de la toma de muestra disminuye el riesgo de degradación de la misma. Así, tener a lo largo de Chile diferentes laboratorios de monitoreo genómico del virus facilitarían la pesquisa de nuevas variantes que ingresen en el país por pasos fronterizos terrestres”.

Advierten que el ejercicio retrasaría la aparición de enfermedades de salud mental

La actividad física es un factor relevante para mantener un buen estado de salud en las distintas etapas de la vida y desde hace un par de décadas existe consenso en la comunidad científica respecto a que el ejercicio es beneficioso no solo para la salud cardiovascular y metabólica, ya que diversos estudios demuestran que también tiene efectos positivos en el cerebro.

Los investigadores han concluido que personas más activas físicamente presentan mejoras en la cognición, la memoria y en el aprendizaje. Además, se observó que mantener la práctica de actividad física durante la tercera edad previene, o a lo menos retarda, la aparición de ciertas patologías relacionadas con el deterioro de la salud mental.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda realizar como mínimo 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de ejercicio intenso a la semana.

Sin embargo, en nuestro país las personas cada vez son menos activas y el sedentarismo gana terreno en los distintos grupos etarios de la población.

Chile es uno de los países con mayores índices de enfermedades mentales en el mundo. El cuarenta por ciento de la población padece o ha padecido alguna enfermedad mental en los últimos años. La depresión alcanza al veinte por ciento (y va en aumento) y casi un tercio de la población mayor de 15 años ha sufrido un trastorno psiquiátrico en algún momento de su vida.

Según la última Encuesta Nacional de Hábitos de Actividad Física y Deporte, realizada el año 2018 por el Ministerio del Deporte, reveló que de diez personas mayores de 18 años, ocho de ellas no realizan la actividad física recomendada por la OMS. Y lo que es peor aún, de diez chilenos, siete no hacen ningún tipo de actividad física. Además, el mismo estudio da cuenta que las mujeres practican un cincuenta por ciento menos deporte que los hombres.

En este contexto, el doctor Gonzalo Jorquera Olave, Bioquímico y Doctor en Ciencias Biomédicas y Director del Laboratorio de Fisiología Muscular y Salud Metabólica de la U. de Valparaíso e investigador del Centro de Neurobiología y Fisiopatología Integrativa, CENFI, de la misma institución, advierte que el ejercicio físico puede ser usado como tratamiento para diferentes enfermedades, especialmente las de salud mental. 

El investigador de la U. de Valparaíso señala que su línea de investigación principal busca entender cómo se produce la resistencia de insulina en el músculo esquelético, pero también su laboratorio ha desarrollado estudios que vinculan el ejercicio con la función del sistema nervioso central.

El profesor agrega que la actividad física permite al menos un retraso en la aparición de ciertas características que son comunes a los adultos mayores, como, por ejemplo, respuestas más lentas frente a algunas pruebas que involucran la actividad nerviosa.

“Si has hecho ejercicios durante toda la vida y mantienes esa práctica en la tercera edad, el rendimiento neurológico es mucho mejor. Además, previene enfermedades como el estrés, la depresión, el deterioro cognitivo e incluso el Alzheimer. Se ha visto que las personas que son más activas físicamente retrasan el inicio del Alzheimer o nunca lo desarrollan. Los estudios continúan, pero ambas situaciones se explicarían debido a los efectos protectores que tiene el ejercicio sobre la función del cerebro”, asegura.

Pero ¿Cómo se comunica el músculo con nuestro cerebro? El doctor Jorquera, adelanta una de las teorías que podría dar luces sobre el mecanismo de acción: “Estudios en humanos han comprobado que el ejercicio es positivo para la memoria, el aprendizaje y la cognición en general. Existe bastante evidencia que vincula esta relación positiva entre ejercicio y todas estas funciones superiores. Lo que no está tan claro es el mecanismo, es decir ¿cómo ocurre? Hay algunas teorías sobre cómo podrían mejorarse las funciones cerebrales. Una de ellas es a través de la secreción de mioquinas (hormonas que se generan al contraer el músculo durante el ejercicio). Estudios en roedores dan cuenta que las mioquinas son capaces de viajar por la sangre, llegar al cerebro y en la zona del hipocampo potenciar procesos de neurogénesis (producción de nuevas neuronas). Este mecanismo podría mejorar los procesos de memoria y aprendizaje”.

Asimismo, cuando los niños y niñas son más activos físicamente, en general les va mejor en los procesos de aprendizaje: “Tienen mejores resultados en pruebas académicas, en resolución de problemas matemáticos y de lenguaje, en comparación a sus pares más sedentarios”.

La situación es crítica, ya que en Chile de cada cinco niños solo uno es activo físicamente y los otros cuatro son sedentarios.

Finalmente, el doctor Jorquera aclaró que si bien el ejercicio por sí solo no es la solución a los problemas de salud, su práctica podría impactar positivamente en la reducción de las alarmantes cifras de inactividad y enfermedades de salud mental que se observan en el país.

Investigadores confirman potencial geotérmico para generación eléctrica en el sur del país

¿Será posible que Puyuhuapi tenga una planta geotérmica de cogeneración eléctrica? Esa es la premisa con la que investigadores del Centro de Excelencia en Geotermia de Los Andes (CEGA) comenzaron a prospectar en el marco de un proyecto financiado por el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC). El estudio hoy entrega las primeras luces sobre el potencial existente en esta zona para alimentar de electricidad por completo al poblado (de 300 habitantes), considerando también todos sus servicios públicos y comerciales, tales como educacionales, de salud, alumbrado, etc.

Con apoyo del Gobierno Regional, el CEGA se encuentra explorando cuáles son las condiciones necesarias para desarrollar una planta sustentable de cogeneración geotérmica, considerando estudios de terreno, aspectos legales y analizando la disposición de la comunidad para convivir con esta tecnología.

Para Nicolás Pérez, investigador del CEGA y coordinador del proyecto, esta iniciativa “representa una oportunidad única para entender un tipo de sistemas geotermales que se repiten a lo largo del todo el sur de Chile por el Sistema de Falla Liquiñe-Ofqui de la Cordillera de Los Andes, el cual atraviesa desde la Región de Aysén hasta el Bío Bío por alrededor de 1.000 kms”.

El académico explica que el estudio tiene una perspectiva nueva, que “contempla la opinión, necesidades y aspiraciones de la comunidad desde un comienzo, con el fin de visualizar un proyecto coherente con el entorno y realidad local. Además, abre las puertas para plantas geotérmicas de pequeña escala (1MW o menos) que satisfagan las necesidades locales de poblados aislados que actualmente dependen del petróleo, algo que no ha sido analizado hasta el momento. Este tipo de soluciones ayuda generar una matriz más diversa y en base a energías limpias.”

Respecto a lo que significa la cogeneración eléctrica, Pérez indica que “es un proceso que, a partir de un mismo recurso, genera electricidad y calor al mismo tiempo. Es mucho más eficiente que producir por separado, y puede estimular la economía local, ya que permite generar invernaderos, secadores de leña, o incluso puede impulsar turismo mediante la creación de nuevos balnearios termales, privados o comunales, potenciando el desarrollo industrial de pequeña a gran escala”, entre otros alcances.

Es importante señalar que las plantas geotérmicas no afectan el flujo ni la calidad de las aguas termales de su entorno. Los fluidos geotérmicos utilizados para generar electricidad corresponden a depósitos mucho más profundos que los que originan las fuentes termales, y tras utilizarse para generar electricidad, se reinyectan mediante tuberías reforzadas para evitar contaminación cruzada, por lo que no se liberan a la superficie. Actualmente, el equipo de CEGA se encuentra evaluando la factibilidad técnica de desarrollar esto en Puyuhuapi.

El proyecto “Factibilidad de Cogeneración Geotérmica en Puyuhuapi” (FIC 2018) posee una inversión de $135 millones provenientes del Gobierno Regional de Aysén, más aportes propios del CEGA, y se espera como producto final una hoja de ruta para dar a conocer los aspectos técnicos, económicos, sociales, culturales y legales necesarios para que el desarrollo de una planta de cogeneración en esta localidad sea factible.

Desarrollan método para detectar de forma temprana afecciones cardiacas

En nuestro país las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte de la población, alcanzando el 30% de los casos. A esto se suma el hecho de que el 60% de los chilenos, en el algún momento de su vida ha presentado algún factor de riesgo, como sobrepeso, hipertensión, colesterol y/o glicemia, según indican datos de la Fundación de Cardiología de Chile. 

En este contexto, este medidor de turbulencias del corazón es una necesidad más que imperativa y que a través de un mapa tridimensional del flujo sanguíneo, permite detectar de forma temprana afecciones cardiacas, particularmente pacientes con Válvula Aórtica Bicúspide (VAB).

Normalmente, la válvula aórtica del corazón se divide en tres valvas, o aletas que se abren para dejar pasar el flujo de sangre. Por alguna razón, dos de ellas pueden fusionarse y provocan que salga una mayor cantidad de sangre desde el ventrículo izquierdo. Algo así como cuando se aprieta una manguera y se mantiene el flujo de agua, ésta sale con mayor fuerza.

“Esa sangre choca contra la pared arterial y comienza a generar un efecto llamado ‘remodelamiento vascular’, que comienza a interactuar con las células endoteliales que están en el interior del vaso, dilatando la aorta ascendente” explica Julio Sotelo. La arteria se dilata a tal punto que corre el peligro de romperse.

Hasta ahora, la forma de detectar una válvula aórtica bicúspide es precisamente al presenciar una dilatación del vaso sanguíneo. Sin embargo, Sotelo explica que hasta ahora no han sido muy claros los parámetros para interpretar esto. “En 10 años se han cambiado dos veces los criterios para saber cuándo la dilatación de la aorta es propia de esta afección”, agrega. Generalmente, a los pacientes se le realizan exámenes anatómicos, como tomografías computarizadas, y sólo se puede apreciar el aspecto y tamaño del diámetro de la aorta.

El método que propone el investigador del Núcleo Milenio Cardio MR se centra en realizar mediciones tridimensionales del flujo sanguíneo, a través de resonancia magnética en la aorta ascendente. Esto, ya que el científico detectó que cuando se presenta una válvula aórtica bicúspide, la sangre suele fluir con cierta turbulencia que permite detectar la afección cardiaca con mayor precisión, aparte de la dilatación del vaso sanguíneo.

El instrumento, capaz de indicar la dirección y magnitud con que circula la sangre, fue presentado en la última versión del Congreso Chileno de Cardiología y Cirugía Vascular. 

Según Sotelo, “los pacientes con VAB tienen la característica de que el flujo en la aorta ascendente tiene un movimiento helicoidal, que se propaga hasta el arco aórtico, lo cual no se observa en los voluntarios sanos o en alguna otra patología”.

El método, que funciona como una especie de medidor de turbulencia en el corazón, fue diseñado por Sotelo luego de cuantificar una serie de parámetros a partir de imágenes de resonancia magnética anatómicas y de velocidad del flujo sanguíneo.

“No basta el uso y análisis de la anatomía, sino que necesitamos concentrarnos en lo que está sucediendo de forma dinámica dentro de todo el sistema cardiovascular. Esta investigación busca entregar un mapa completo al médico especialista, para que pueda ver qué es lo que está sucediendo dentro del sistema cardiovascular del paciente”, explica.

El investigador de la U. de Valparaíso comenta que “el proceso de detección de la rotación del fluido es algo que se había visto anteriormente, pero no se había cuantificado, sólo se había analizado desde un punto de vista cualitativo. Esto quiere decir que los cardiólogos o radiólogos miraban las imágenes y seleccionaban la región de interés para ver en qué dirección estaba rotando el fluido y por cuanto tiempo”.

Sotelo, quien trabaja en conjunto con médicos e investigadores de la Universidad de Leeds en Inglaterra , cuenta que “existe una relación directa entre la dilatación de la aorta ascendente y la circulación. A futuro pensamos realizar estudios longitudinales que nos permitan poder estandarizar la magnitud de este parámetro con respecto a la progresión de la enfermedad y de esa forma poder eventualmente predecir cuándo es adecuado operar a un paciente, no solo basándonos en la anatomía, sino en cómo se está comportando el fluido dentro del vaso sanguíneo”.

“Estamos tratando de automatizar todos nuestros métodos de cuantificación, segmentación automática, detección de fases cardíacas y adquisición para que posteriormente el médico especialista sólo deba apretar un botón y mirar los mapas 3D verificando si está en un rango normal o anormal. Pero para eso son necesarios estudios de estandarización en una población grande”, indica.

“Lo ideal es que esto se pueda utilizar como herramientas de apoyo de los médicos tratantes. Así, ellos puedan evaluar el diagnóstico tanto con imágenes anatómicas, como a través del modelo tridimensional de la turbulencia en ese tramo del vaso”, finaliza el investigador de la U. de Valparaíso, Julio Sotelo.

UFC COMIENZA EL REGRESO A UFC FIGHT ISLAND CON DOS EVENTOS LLENOS DE ACCIÓN

UFC® inicia su tercera visita a UFC FIGHT ISLAND con dos peleas estelares emocionantes. Primero, dos de los mejores pesos pluma del planeta se enfrentan, mientras el ex campeón y contendiente No. 1 de la división Max Holloway busca ganar otra oportunidad por el título al derrotar al No. 6 Calvin Kattar. En seguida, dos de los principales contendientes de peso welter buscan entrar en el top 5 cuando el No. 8 Michael Chiesa se enfrente al No. 9 Neil Magny. 

UFC® FIGHT NIGHT: HOLLOWAY vs. KATTAR se llevará a cabo el sábado 16 de enero en la isla Yas de Abu Dhabi a partir de las 3 p.m. ET.

Holloway (21-6, peleando desde Waianae, Hawaii) tiene la intención de comenzar el Año Nuevo ofreciendo otra actuación clásica y regresando al círculo de ganadores. Posiblemente el mejor peso pluma en la historia de UFC, posee los récords de la división de más victorias por nocaut, más victorias y la racha más larga de victorias. Durante su reinado como campeón, Holloway derrotó a José Aldo, Brian Ortega y Frankie Edgar de manera dominante. Ahora apunta a consolidarse como el claro contendiente No. 1 al convertirse en la primera persona en detener a Kattar en UFC.

El favorito de los fanáticos, Kattar (22-4, peleando desde Methuen, Massachusetts) busca dar un paso adelante e impresionar en la pelea más grande de su carrera e inyectarse en la conversación del título. Un striker emocionante y peligroso, Kattar ascendió en la clasificación de peso pluma con nocauts memorables sobre Shane Burgos, Ricardo Lamas y Jeremy Stephens. Ahora busca mantenerse invicto en UFC FIGHT ISLAND y demostrar que es uno de los mejores del mundo contra su primer ex campeón.

UFC® FIGHT NIGHT: CHIESA vs. MAGNY se llevará a cabo el miércoles 20 de enero en la isla Yas de Abu Dhabi. La cartelera estelar empieza a las 12 p.m. ET.

Chiesa (17-4, peleando desde Spokane Valley, Washington) tiene la mira puesta en continuar su ascenso en el ranking de peso welter al eliminar a uno de los competidores más duros de la división. Ganador de la temporada 15 de The Ultimate Fighter, Chiesa se estableció como uno de los mejores pesos ligeros del mundo con victorias sobre Beneil Dariush y Jim Miller antes de ascender al peso welter en 2018. Desde la mudanza, Chiesa se ha mantenido invicto con victorias sobre Rafael Dos Anjos, Diego Sanchez y Carlos Condit. Ahora busca su cuarta victoria consecutiva y su lugar entre el top 5.

Miembro de la lista de UFC desde 2013, Magny (24-8, peleando desde Denver, Colorado) se ha enfrentado a los principales contendientes de la división de peso welter. Entre los atletas más activos en la lista con un récord de cinco victorias en un año calendario en 2014, el currículum de Magny incluye victorias sobre los ex campeones de UFC Robbie Lawler, Johny Hendricks y Carlos Condit. Ahora busca comenzar el Año Nuevo con una gran victoria y abrirse camino hacia su primera oportunidad por el título de UFC.

UFC® es una marca deportiva global de primer nivel, con más de 318 millones de fanáticos en todo el mundo y 126 millones de seguidores en sus redes sociales.  UFC produce más de 40 eventos en vivo al año en algunas de las arenas más prestigiosas del mundo, y se transmite en más de 171 países a cerca de mil millones de hogares con TV en todo el mundo. 

Disponibilidad de agua podría bajar hasta 50% en zona centro-norte y hasta 25% en el sur para el período 2030-2060.

Casi cinco años de trabajo significó el análisis de las 174 cuencas hidrográficas de todo el país analizadas por la investigación “Actualización del Balance Hídrico Nacional”, estudio liderado por el Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad de Chile que presenta los posibles escenarios de disponibilidad de agua a futuro en el país, desde el extremo norte hasta el límite austral del continente y Rapa Nui. El trabajo, realizado para la Dirección General de Aguas (DGA), identificó además las principales variaciones hidro-climáticas entre el período 1985-2015 respecto al período 1955-1985 y alerta sobre la disminución generalizada de recursos hídricos a la fecha.

El llamado de alerta, luego de los cuatro informes elaborados, está centrado principalmente en la zona centro y sur del país, donde se aprecia con mayor intensidad la baja en el caudal de los ríos. Aunque existen diferencias metodológicas que dificultan una comparación absoluta con las cifras registradas para el período 1955-1985, los investigadores plantean que en las últimas tres décadas los caudales de las cuencas del Aconcagua, Maipo, Rapel, Mataquito y Maule han disminuido entre 13 y 37 por ciento. En la zona sur, en tanto, gran parte de las cuencas analizadas presentan una baja de caudal que oscila entre 3 y 32 por ciento, a excepción de los ríos Bío-Bío, Imperial y Queule, que habrían experimentado aumentos significativos.

El informe N°2 analizó el pasado, presente y futuro de las cuencas que se extienden desde la Región de Arica y Parinacota hasta la del Maule. En esta zona se registra una disminución en la precipitación anual promedio de un 29 por ciento. Sin embargo, eso no explica todo el cambio en las cuencas. “Si uno analiza lo que está pasando desde el año 1985 al 2015, se va sintiendo poco a poco el efecto que tiene la disminución de las precipitaciones, pero hay otros factores, como el cambio de uso del suelo, que no hemos analizado”, afirma Ximena Vargas, académica de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la U. de Chile que lideró este proyecto.

En cuanto a la temperatura, se aprecia mayoritariamente un incremento de éstas, sobre todo en la cordillera, donde el calentamiento rondaría 1,5°C. En la zona costera, en cambio, se registra un enfriamiento especialmente marcado en la Región de Atacama (-1°C).

Las proyecciones futuras muestran una fuerte reducción en la disponibilidad de agua en la zona. Los modelos hidrológicos estiman -en promedio- que en algunas cuencas las disminuciones de caudal serían cercanas al 30%, aunque uno de los modelos más extremos indica que esta disminución alcanzaría hasta 50% para el período 2030-2060. Una de las áreas posiblemente más afectadas sería la cordillera de la Región del Maule. “Eso es bastante. Modelos más optimistas arrojan en torno al 20 por ciento de disminución”, agrega Miguel Lagos, hidrólogo del Departamento de Ingeniería Civil de la U. de Chile y coordinador técnico del estudio.

Uno de estos modelos proyectó que las precipitaciones podrían aumentar en algunas zonas, particularmente en el norte y en la parte más Austral del país. Los otros tres coinciden en que, a nivel general, las precipitaciones anuales disminuyen, sobre todo en la zona central, lo que implica menores caudales y cambios en su ciclo. De acuerdo al informe, desde la Región Metropolitana al sur dominan las tendencias negativas con una caída en las precipitaciones que podría llegar hasta un 25%. Por otra parte, todos los modelos advierten un aumento de temperatura en la zona hacia 2030-2060, en torno a 1°C y 2,5°C.

El área de estudio correspondiente al informe N°3 abarca desde el río Itata, en la Región del Ñuble, hasta el río Palena y cuencas del archipiélago de Las Guaitecas y de los Chonos, en la Región de Los Lagos. Uno de los cambios considerables entre los períodos analizados se presenta en las precipitaciones, con una baja promedio de 10% para la zona y 37% para la cuenca más desfavorable. “Esta diferencia muestra que, en promedio, se tienen 866 mm menos de precipitación anual, respecto al estudio (DGA, 1987). Esta tendencia al secamiento es dramática en toda la zona de estudio, pudiendo alcanzar en algunas zonas disminuciones por sobre 1000 mm al año”, sentencia la investigación.

En el caso de las temperaturas, agrega el informe, “se aprecia un calentamiento evidente, especialmente en la zona de la Cordillera de Los Andes”. A nivel estadístico, el área habría experimentado un calentamiento promedio anual de 0,5°C, aunque presenta variaciones amplias en distintos puntos.

Las proyecciones para el período 2030-2060 indican que el cambio climático generaría una reducción de los caudales medios anuales que podría llegar hasta un 25%. La disminución de las precipitaciones sería determinante en la proyección de cada uno de los cuatro modelos de análisis, donde tres plantean bajas en torno al 10%, mientras que uno de ellos señala una caída de hasta 40% del valor medio anual de las precipitaciones. “Los sectores cordilleranos, tanto de la Costa como de los Andes, proyectan disminuciones de montos sustantivos, que varían entre los 200 y más de 700 mm anualmente. Los sectores del valle también presentan disminuciones, pero de menor magnitud”, indica el informe.

Por otra parte, los cuatro modelos climáticos plantean un aumento de la temperatura máxima en la zona de entre 1°C y 2,5°C para el período 2030-2060, en coherencia con los diagnósticos de cambio climático a nivel global y con las proyecciones para las macrozonas norte y centro de Chile. Estos incrementos serían más severos en el área más al norte de esta zona, en contraste con la parte más austral y cercana a la Región de Aysén.

Una parte del cuarto y último informe del Balance Hídrico Nacional abarcó desde el Río Aysén, en la región del mismo nombre, hasta las cuencas de Tierra del Fuego e islas al sur del Canal Beagle. Una comparación entre el balance de 1985-2015 y otro realizado para el período 1955-1985 muestra disminuciones de un 20% a 60% en los caudales, lo que se condice con diferencias observables en la estimación de precipitaciones para ambos estudios.

Respecto al balance de 1987, la zona evidencia importantes áreas con descenso de precipitaciones y algunas menores con incremento. En promedio, se registra una disminución de 1.200 mm. anuales, lo que representa una baja del 40%. En el caso de las temperaturas, el promedio de calentamiento es cercano a 0,4°C, con zonas de incremento y descenso distribuidas heterogéneamente. Sobre estas variaciones históricas, el estudio señala que no son completamente atribuibles al cambio climático y también estarían determinadas por cambios metodológicos del análisis.

Los escenarios a futuro indican una incidencia del cambio climático que podría disminuir los caudales hasta en un 5% promedio. En cuanto a precipitaciones, el modelo más severo proyecta disminuciones que podrían llegar a un 6% para todas las cuencas de la zona, lo que impactaría la escorrentía en magnitudes similares. Otros modelos plantean un aumento de las precipitaciones en torno al 3% en las cuencas de la Región de Magallanes.

Estas diferencias están asociadas a dos señales climáticas distintas sobre cambio de precipitación, una que proyecta disminuciones de 50 a 200 mm anuales hasta los 52° de latitud, y otra que proyecta aumentos de 50 a 100 mm al año desde los 52° de latitud al sur, zona que corresponde esencialmente a la pampa patagónica. Dichas variaciones repercuten directamente en los montos de escorrentía, proyectándose disminuciones de ésta en las zonas donde habrá menos precipitación y aumentos, de menor magnitud, en zonas con aumento de precipitación. Esto último se explica por aumentos en los montos de evapotranspiración, asociados a alzas de temperatura.

La otra área geográfica del estudio comprende a Rapa Nui, localidad donde las precipitaciones anuales promedio habrían aumentado en 180 mm, lo que representa un alza de 16% respecto al período 1955 a 1985. En esta zona a futuro se estima que la escorrentía media anual disminuirá en promedio un 8%, mientras que la evapotranspiración media anual aumentará un 12%, producto de un aumento promedio de 1°C hacia el período 2030-2060. La baja en la disponibilidad de agua en la isla estaría explicada directamente por este factor, ya que las variaciones en las precipitaciones son poco significativas bajo los cuatro modelos de análisis.

El Balance Hídrico Nacional fue liderado por el área de Hidrología del Departamento de Ingeniería Civil de la U. de Chile. Participaron en él además investigadores del Departamento de Geofísica y Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2); del Centro Avanzado de Tecnología para la Minería (AMTC); y del Departamento de Geología de la Casa de Bello. También fueron parte del estudio en distintas fases investigadores de la Pontificia Universidad Católica y de la Universidad Austral.